La limosnera de la lata

La limosnera de la lata

Prácticamente en cualquier parte del país es fácil encontrarse con personas mendigando en la calle. Muchos creen que esto lo hacen simplemente porque no tienen deseos de trabajar y esperan que los demás les den dinero sin que ellos tengan que hacer nada.

Sin embargo, la realidad es que a veces el terminar como pordiosero, nada tiene que ver con lo anterior. Esto fue lo que le ocurrió a Teresa Varela, una mujer que en su juventud perteneció a una familia acomodada que vivía en el centro de la ciudad.

Ella fue madre de ocho hijos, a quienes siempre protegió y les brindó todo aquello que el dinero puede comprar (educación, casa, ropa etcétera). A pesar de eso al envejecer, sus vástagos la corrieron de su hogar, pues ésta los había heredado en vida.

Ninguna de sus amistades le tendió la mano en esos momentos de apuro extremo, pues argumentaban que ya no pertenecía a su estatus. Trabajó limpiando casas y lavando autos hasta que los reumas le quitaron por completo el movimiento de sus extremidades superiores.

En aquel momento, Teresa tenía la oportunidad de seguir dos caminos distintos. El primero era dejarse morir. Mientras que el segundo consistía en sentarse en una banqueta acompañada de una lata vieja de mental y esperar a que la gente le otorgara caridad.

Tal y como puedes imaginártelo, eligió la segunda opción, ya que si no lo hubiese hecho, no tendría caso estar recapitulando está leyenda corta.

Una tarde de otoño, la mujer fue atacada por una pandilla de muchachos que se dedicaba a robar a mendigos como ella.

– ¡Por favor, no se lleven mis monedas! Suplicaba entre lágrimas.

Los pandilleros estaban tan molestos por la férrea resistencia de la anciana a ser despojada de sus bienes que empezaron a arrojarle piedras, hasta que una de ellas le dio en el cuello y le rompió la tráquea.

Testigos anónimos de ese lamentable hecho, aseveran que las monedas se convirtieron en pequeñas rocas y que si pasas a mediodía por aquella acera, puedes ver tanto la silueta de doña Teresa como de su lata de limosnas.

Leyendas y cuentos de terror

leyendas y cuentos de terrorLos cuentos que leemos sean de la temática que sean, siempre son una enriquecedora experiencia, ya que nos transporta a esa temática que estamos leyendo, tan es así que muchas veces, que nos quedamos leyendo por horas, nos imaginamos dentro de la historia.

Muchas veces, experimentando las acciones del protagonista, esa es la magia de la escritura, que hechas a andar tu imaginación, llevando lo que lees a hacer en tu mente tu propia película de terror..

Los cuentos de terror, que en la mayoría de la veces, son los que me pongo a leer, son los de leyendas y cuentos de terror, me gustan que sean de escritura ligera, para no aburrirme, me gustan que sean leyendas cortas y si se puede de historias de México.

En especial, me gustan de los que hablan de la época de la Revolución Mexicana, que se aparecen en rancherías, carretas con caballos deambulando por todo el pueblo con los ojos de color rojo y el pelo negro azabache.

Muchos de esos espantos se dice que es por todos los muertos de las guerras de esa época y por los tesoros enterrados, también en esa época se remonta la historia de la llorona, y muchas leyendas, historias y cuentos de terror.

Te invito a que leas, leyendas y cuentos de terror, en donde existen muchas leyendas para todos los gustos y es un sitio especializado para ello y con solo el simple echo de leer, enriquecerás tu mente e intelecto.

Mitos sobre las enfermedades terminales

Este mito es enviado por historias de terror, esperamos les agrade. Los mitos sobre las enfermedades terminales han permanecido en el entorno por la falta de información respecto a un tema tan delicado como es la salud.

Aunque las enfermedades terminales son como su nombre indica, terminales, no significa que debes esperar a sufrir un ataque y morir, al contrario, es una invitación a vivir los últimos días de tu vida de manera alegre y satisfactoria e incluso las personas que aprovechan este corto tiempo de vida, tardaran más en morir que aquellas que caen en depresión. Algunos mitos han sido creados con el tiempo a raíz de esto, entre algunos:

  • La lluvia, el cambio de clima y el ambiente exterior acabaran con tu vida:

Este mito tiene dos componentes verdaderos y uno falso. Cuando esté enfermo debes considerar no salir cuando este lloviendo o cambiar de clima constantemente, esto es debido a que nuestro cuerpo usara sus reservas energéticas para combatir la situación, lo que puede enfermarte. Pero el ambiente exterior no es lo que debe preocuparte, salir ayuda a relajarse y a estar en forma con uno mismo.

  • Toda enfermedad terminal es contagiosa

Este mito depende del tipo de enfermedad, aunque el sida se considera terminal es debido a que no se han encontrado curas y es el ejemplo más representativo para las enfermedades trasmisibles, pero otras como el cáncer en todos sus categorías no representan peligro para las personas.

Cuentos de terror

El temor de mucha gente, los cuentos de terror cortos. Estos cuentos son los que se pueden llegar a usar en cualquier momento. Conocidos por los amigos y personas más chisposas y que buscan generar no sólo sonrisas en sus amigos, si no esas miradas de terror e incomodidad por el miedo de sus cuerpos.

cuentos de terror

Estos cuentos de terror suelen tener su momento más álgido en la noche de todos los santos, o como también se le conoce, en Halloween. En esta noche todos quieren asustar, vestirse y sobre todo pasárselo bien. Es el mejor momento para contarlos, ya que atrapas la atención de todos los presentes al punto que puedes dominar la historia a tu gusto y hacerla aún más interesante con la nueva participación de otros personajes.

En este caso los personajes y datos de los cuentos no suelen ser relevantes, aunque se cuenten detalles solo es para ocultar información o dar datos errores o que luego sirvan. Lo importante es el misterio y sobretodo como se cuentan estos cuentos. Además del momento en el que hacerlo, ya que estas historias no funcionan cuando el sol esta en todo lo más alto, muy diferente cuando el cielo oculta hasta la luna.

Un buen susto siempre es bueno, así que también el perfecto y bien contado cuento de terror en el momento y lugar indicado, en una zona oscura, con una buena ambientación y con las personas perfectas para que al primer chillido para asustar ellos te superen mucho más con sus gritos de terror, aunque recuerda no contárselo a niños pequeños, para evitar que estos repliquen mal la información y se creen miedos innecesarios.

Leyendas de don Calixto

Leyendas de don Calixto

Don Calixto fue conserje del edificio donde yo vivo por más de tres décadas, hasta el día de su fallecimiento.

Era un hombre bajito, gordo y calvo que casi siempre estaba de buen humor. Cuando llegaba temprano del colegio, antes de subir a mi casa, me gustaba tocar en la conserjería para ver si tenía la suerte de que él estuviera ahí y así escuchar una de las cientos de leyendas que conocía.

De entre ellas, la que más me deliraba era la del subterráneo. Supuestamente unos maleantes venían persiguiendo a un joven y éste para tratar de escapar de ellos, en lo primero que pensó fue en entrar a la estación del Metro más próxima y así alejarse del peligro.

Sin embargo, el reloj marcaba las 11:50 de la noche, lo que quería decir que en pocos minutos el servicio dejaría de operar. Los malhechores casi le daban alcance, cuando de repente escuchó en el andén la llegada del tren. Se metió en el primer vagón que vio a la mano y rogó a todos los santos que conocía que las puertas se cerraran velozmente.

A través del cristal, observó esbozando una pequeña sonrisa a los ladrones. Mientras se limpiaba el sudor de la frente con su pañuelo pensaba:

– ¡Vaya si tengo suerte! Traigo todo el dinero de la quincena en la billetera. Ya más relajado se sentó en uno de los asientos, más sintió que alguien no le quitaba la vista de encima. Levantó la cabeza y sus pupilas se dilataron al mirar como todos los que lo acompañaban en ese vagón, no eran otra cosa más que zombies deseosos de carne humana.

En fin… Espero alguna vez saber cientos de leyendas tal como don Calixto.

Mitos sobre el dinero

Mitos sobre el dinero

Los mitos sobre el dinero tienen de característica ser usados por las personas de escasos recursos, no solo se trasmite de persona en persona sino que los llevan a otras generaciones. A veces piensan que tienen relación las historias de terror y cuentos de terror, pero nada que ver.

Los mitos sobre el dinero no existen, pero no los confundas con mitos sobre negocios de los cuales si existen, pero el dinero es sola una herramienta que te ayudara a conseguir beneficios propios. Sin embargo algunos creen que el dinero cambiaria a las personas, pero no es así como funciona el ciclo, es lógico que al adquirir mejor capital es sinónimo de más proyectos y grandes empleos, lo que deja por consecuencia menos tiempo para distracciones.

Otro mito es “El dinero solo es para gente rica”, en realidad existen pobres con dinero e incluso usted que lee esto debe tener algo de dinero cerca, entonces el dinero es para todos y lo único que varía es la cantidad, lo cual por tus acciones y trabajos es una variable que puedes controlar. Un tercer mito es sobre la felicidad que causa el dinero, lo cual de nuevo es falso, la felicidad no la compra el dinero de ninguna manera, es a nivel personal los que definen estos estados de ánimo.

Los mitos sobre el dinero crecerán buscando explicación a la situación actual de nuestro bolsillo, no te desespere por tener poco e incluso mucho, solo debes administrarlo conforme avanza tu vida.

¿Cómo elaborar un guión teatral?

Guion teatral

Primeramente debemos tener en cuenta que las personas que laboran un guión teatral lo hacen desde una perspectiva global, es decir, como si ellos fueran un narrador omnisciente. Dicho de otra manera, el escritor debe imaginar la historia tal y como si la estuviera disfrutando en una pantalla de cine.

Los temas que se pueden abordar son inagotables, ya que puedes contar desde un relato cómico hasta uno absolutamente dramático. Ello dependerá en gran medida del estilo narrativo que mejor domines. El siguiente paso es la selección de personajes: Designa el número de éstos, sus características físicas, su manera de hablar y el tipo de ropa que deben usar.

En el momento en que tengas completas todas esas características, es momento de empezar a darle forma a tu guión teatral. Es importante que estructures tu historia en distintas escenas, pues así será más fácil acomodar las situaciones que se vayan sucediendo.

Por ejemplo, supongamos que la obra comienza así: “A las afueras de la ciudad se encontraba la casa de Aída, una chica de campo que tenía la ilusión de convertirse en una famosa actriz de teatro”.

Esta escena se puede representar muy fácilmente. Basta con colocar un fondo de color oscuro (café o negro). Al frente se ve a una mujer joven sentada delante de un espejo viejo, maquillándose y practicando algunas líneas de una obra de teatro conocida por la audiencia.

Haz lo mismo con todas las demás. Recuerda que en el género teatral las palabras, se transforman en imágenes. Para ayudar a los actores en su interpretación, el guionista debe incluir ciertas notas encerradas entre paréntesis. Ésas explicaciones le dirán al histrión las inflexiones de voz que debe hacer para pronunciar los diálogos.

Veamos el siguiente ejemplo:

Marta – ¡Qué gusto me da verte, nunca imaginé que vendrías a visitarme el día de hoy! (En tono de inmensa alegría).

Tere – Sí, estuve planeando esta sorpresa por más de un mes. (Mirando hacia Marta).

Obra de teatro

Después de escribir tu guión teatral, titúlalo, nunca lo hagas antes

Casi todos cuando escribimos una narración, lo primero que hacemos es asignarle un nombre. Esto, según los entendidos, nos coarta de tajo la libertad de imaginar, ya que de entrada estaremos ceñidos a una idea en particular. Por ello, conviene hacerlo hasta el final.

Cuando tengas listo el primer borrador, dáselo a leer a tus amigos y parientes. Asimismo, pídeles que te den su opinión. Seguramente encontrarán algunos errores, los cuales probablemente no te percataste que estaban ahí.

El objetivo de hacer todo eso es conseguir que el guión de teatro quede lo más “pulido” posible.

Componentes de la trama

Por lo general, se puede hablar de tres tramas distintas: Las lineales, las inversas y las mixtas.

Aquellas que se engloban en el primer conjunto, son las que desarrollan su temática de una manera cronológica (éstas son muy efectivas, sobre todo cuando utilizamos un narrador que nos sumerge en la situación).

Las tramas inversas, siguen una metodología absolutamente opuesta a la que se explica en el párrafo anterior. Su comienzo es el final y el último alto corresponde al principio del relato.

Las tramas mixtas, usan constantemente “llamadas al pasado” (Flashbacks).

Los componentes elementales en un guión teatral son: el prólogo, el progreso de la acción, el nudo y la solución del conflicto.

Teatro